Existe en Bogotá una zona cargada de tradición, una localidad que lleva en sus calles la historia de la capital: su fundación, su arquitectura y el espíritu artístico y emprendedor de sus habitantes. Se trata de Teusaquillo, el lugar en el que el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada creó un asentamiento urbano para la fundación de la ciudad.

Se le recuerda como la residencia de las clases altas de la ciudad en la época de 1927. Un destino cargado de elegancia y exclusividad en el que predominaban grandes propuestas arquitectónicas de estilo inglés, que hoy se conservan en la que ahora es la zona centro occidental de la capital.

Con el paso de los años pasó a ser un lugar en el que convergen distintas clases para tener un encuentro con el arte, la educación y el mismo turismo que ofrece esta localidad, que hoy cuenta con 31 barrios y unos 140.000 habitantes.

Lea también Conozca la historia del Veinte de Julio, uno de los barrios más tradicionales de Bogotá

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Algunos de los lugares más representativos de esta zona son el conocido Park Way, el barrio La Soledad, Palermo, La Esmeralda y por su puesto el templo deportivo de los capitalinos, el estadio Nemesio El Campín, inaugurado en 1938.

Sin olvidar la que fue llamada "Ciudad Blanca", el espacio en el que se encuentra la Universidad Nacional y el Parque Simón Bolívar con sus imponentes arboles y el verde que decora la ciudad.

Teusaquillo ha sido un destino para los turistas y un lugar imperdible para los bogotanos que quieran encontrarse con grandes reliquias del pasado, hoy visibles en los rincones de la que por definición es la localidad "cercada prestada" por el origen de la palabra Teusacá.