En sus últimas declaraciones, Germán Vargas Lleras  acusó al Gobierno de Iván Duque de haber entrado en la repartición de mermelada. El Gobierno califica de falsas estas acusaciones.

Vargas Lleras se remonta a la semana anterior, cuando dos congresistas de Cambio Radical llegaron a último momento para completar el quórum y salvar el Plan Nacional de Desarrollo. Puntualmente habla de Luis Eduardo Diaz Granados, quien por cuenta propia y a escondidas de su partido, decidió asistir a la votación.

Lea también: Condenan a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, por caso Odebrecht

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Según Vargas, lo que lo motivó a darle la espalda a Cambio Radical para apoyar al Gobierno, fue la mermelada ofrecida por dos senadores del Gobierno que presionan a los congresistas para lograr sacar adelante la agenda del presidente Duque. Con nombres y apellidos, acusó a Luis Lorduy y Andrés Betancur, que según él, estarían rompiendo la bandera de la cero mermelada, para empezar a repartirla.

Por el lado del Gobierno, Jaime Amín, alto consejero presidencial, defendió al Gobierno con la aclaración de que estos congresistas que Vargas menciona se encargan de hacer seguimiento de la agenda legislativa y que por esto tienen que estar en contacto permanente con las diferentes bancadas.

Los defensores del Gobierno están furiosos por las supuestas falsas acusaciones y tildan a Vargas Lleras de querer formar una tormenta en un vaso de agua, pero otros están alerta porque parece que la semilla de la duda ya quedó sembrada.

Por: Laura Anzola

@LauraAnzolaA