militar habría matado a rompevidiros
Foto de: Fredy Guerra

La Fiscalía General de la Nación solicitará la preclusión en caso de un militar retirado que le disparó a un “rompevidrios” cuando este lo atacó a bordo de un taxi en el barrio las Lomas, sur de Bogotá, en octubre del año pasado, con el fin de robarlo. El suboficial tuvo que salir de la ciudad porque comenzó a ser amenazado por los demás integrantes de la banda delincuencial.

Según dijo el suboficial, debió accionar su arma en defensa propia cuando el delincuente y sus secuaces dañaron uno de los vidrios traseros del vehículo en el que iba de pasajero para robarlo. 

“La gente sigue en el mismo sector y sigue con la misma acción, ya les pasó y siguen haciendo lo mismo. Salí de Bogotá por las amenazas [..]”, dijo el militar. 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Instantes después de la reacción del militar en retiro, el delincuente falleció. Días más tarde, aseguró el uniformado, comenzó a recibir amenazas de muerte, también su familia, por lo que tuvieron que salir de la ciudad.

En su momento, las autoridades informaron que el criminal ya había sido judicializado por porte ilegal de armas y tenía antecedentes por hurto. Asimismo, la familia se declaró víctima en el proceso, petición que le fue negada.

Lea también: La Ruta Libertadora llegó a la Casa de Nariño

“Eso fue en legítima defensa. Ahí en el proceso la familia ha presentado un derecho, pero nunca han ido y no hay argumentos para eso, pues el muchacho tenía muchas entradas a la cárcel”, manifestó el militar. 

Luego de que el militar fuera vinculado a un proceso judicial, Capital Noticias conoció que la Fiscalía pedirá la preclusión del caso este martes, 13 de agosto, porque considera que actuó en defensa propia.

“La Fiscalía, en la audiencia pasada, solicitó la preclusión de la investigación, es decir, mañana, avalado por un juez de la República, el caso terminaría y por fin finalizaría el martirio para mi cliente”, acotó William Naranjo, defensa del militar. 

Por Fredy Guerra