Foto: @SenadoGovCo

Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral, le encontró un mico al proyecto de reforma a la justicia planteada por Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático.

El proyecto señala que ningún miembro del Congreso podrá ser llamado a juicio sin permiso de la Cámara a la que pertenezca, durante el período constitucional. Es decir, que ningún senador podría ser capturado sin autorización previa de la mayoría del Congreso.

Para Alejandra Barrios este proyecto es un retroceso increíble en la lucha anticorrupción, porque los congresistas con este proyecto podrían blindarse entre ellos cuando sean mayoría y que se estaría reviviendo la inmunidad parlamentaria.

Por su parte, Valencia asegura que lo que ella busca es volver a lo que había antes de la Constitución del 91 cuando los congresistas y magistrados eran juzgados como cualquier ciudadano y no por las altas cortes.

Algunos hablan de que esto podría beneficiar a Álvaro Uribe Vélez. Sin embargo, hace pocas horas se conoció que Uribe no respaldará esta reforma sino la que fue propuesta por el Gobierno.

Por: Laura Anzola