Más de 40 bienes fueron sellados debido a la venta ilegal de licor adulterado que se distribuía en municipios aledaños a la capital. El operativo fue adelantado por la Policía Fiscal y Aduanera y la Fiscalía General de la Nación, entidades que iniciaron un proceso de extinción de dominio contra estos establecimientos.

La Policía informó esta tarde el tipo de establecimientos que se cerraron y un estimado del dinero que se movía con estas actividades. “Los 40 bienes son 27 locales comerciales y 13 bodegas destinadas a actividades de contrabando. El movimiento financiero está avaluado por 15.800 millones de pesos”, declaró el Coronel Faxir Ramírez, subdirector de la Policía Fiscal y Aduanera.

Fueron decomisados aproximadamente 450 litros de licor entre contrabando y adulterado, y algunos de los productos tenían etiquetado nacional. Además, se encontraron 12.000 dosis de medicamentos ilegales. De acuerdo con los investigadores el licor adulterado se distribuía en municipios aledaños a Bogotá como Mosquera, Facatativá, Soacha, Sopó, La Calera y Zipaquirá.

Lea también: Policías recibirán capacitación para mejorar la atención al migrante en Bogotá

Según las autoridades, desde el 2017 la Policía Fiscal y Aduanera ha logrado aplicar la medida de extinción de dominio a mil 42 bienes muebles e inmuebles. Las actividades realizadas por esos lugares se evalúa en más de 398.358 millones de pesos, los cuales estarían siendo utilizados para actividades relacionadas con el contrabando o fueron adquiridos producto de este negocio ilícito.

Por: Carolina Beltrán