A través de un comunicado, el Inpec manifestó que la huelga de hambre de Jesús Santrich ha provocado que su salud se deteriore y que de continuar en ese estado sería necesario trasladarlo a un centro médico.

“El médico ha manifestado que de prolongarse la huelga de hambre y ante el deterioro evidente de su condición médica puede ser posible que se ordene su envío a un centro médico”, señala el documento.

“Este jueves ingresaron médicos del Instituto de Medicina Legal quienes realizaron una valoración del PPL, identificando que debido al bajo nivel de glucosa puede ser necesario su envío a un centro médico”, agrega.

Así mismo, indican que el pasado jueves se negó a ser canalizado y recibir suero, tambiénque ubicaron una colchoneta adicional en el piso al lado del camastro para prevenir cualquier caída en caso de ataque epiléptico.

Santrich desde el primer día se mantiene en huelga de hambre, únicamente recibiendo bebidas aromáticas y tomando los medicamentos que tiene recetado para el control de sus enfermedades anteriores.

“Se están realizando de acuerdo al procedimiento, visitas por parte del médico de turno en la mañana, a medio día, en la tarde y en la noche”, señala la entidad.