El Ministerio de Ambiente reveló que ubicaron a la persona que dio muerte a un oso de anteojos en Fomeque el pasado 17 de marzo en inmediaciones del Parque Nacional Chingaza.

El detenido, quien quedó en manos de la Fiscalía para que inicie el proceso de judicialización, indicó que había disparado al oso porque estaba invadiendo su terreno y atacando a otros animales.

Sin embargo la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca ha señalado en varias oportunidades que este animal no es agresivo debido a que es una especie en amenaza y que además se alimenta de plantas y semillas.

El cuerpo del macho adulto fue hallado el pasado viernes 17 de marzo, mientras las autoridades ambientales del municipio y la Policía Nacional realizaban un recorrido por la zona. Las autoridades acudieron para atender el llamado de la ciudadanía por la presencia de cazadores en una zona donde habita el oso Andino; un lugar donde predominan los ecosistemas de Bosque Alto Andino y Páramo.

El gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, había  autorizado desde el Fondo departamental de seguridad la cifra de $15 millones de pesos para dar con el paradero del asesino o asesinos del oso andino.

Julia Miranda Londoño, directora general de Parques Nacionales Naturales,  fue enfática en exigir que “las leyes en Colombia no sólo se deben cumplir; se deben endurecer para aquellos delincuentes que atenten contra los recursos naturales. Colombia es el país más biodiverso del mundo por metro cuadrado, pero no valoramos esa riqueza como debería ser; deberíamos tener penas drásticas, como en Gran Bretaña, en donde hace pocos días un inglés fue declarado culpable por capturar y matar dos ejemplares de una especie de mariposa protegida”.

El oso andino es una especie que ayuda a los ecosistemas de alta montaña; es un importante dispersor de semillas y se le conoce como el ‘jardinero del bosque’ por el importante rol que desempeña en los bosques andinos. Además permite la renovación de las coberturas boscosas. Tener ejemplares de su especie garantiza un adecuado funcionamiento del ecosistema.