El “Termómetro de la Familia”, como se llamó la encuesta realizada por el Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana a 1.527 personas, concluyó que el 59 % de los encuestados no quiere tener hijos o quiénes ya los tienen no desean más.

El sondeo fue a realizado a varias familias de las diferentes regiones del país, en que se incluyeron 24 preguntas a ciudadanos con hijos y 22 interrogantes a personas sin hijos; indagó, entre otros, por el bienestar familiar, la tenencia y crianza de los niños, la comunicación y la armonización de la realidad familia.

Para Diana Muñoz, profesora del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana, “este resultado está relacionado, entre otros motivos, con las condiciones socioeconómicas de las familias, las cuales fueron calificadas por el 94 % de los participantes como precarias, deficientes o insuficientes”.

A los entrevistados que dijeron tener hijos, se les preguntó, además, por su percepción sobre la autoridad que ejercen sobre los niños y por el respeto que estos perciben de esa autoridad. Al respecto, el 64 % la calificaron como buena y el 57 % reconoció que esta es bien percibida por los menores.
En cuanto al reconocimiento y protección de la maternidad en Colombia, el 84 % de los consultados dijo que es deficiente y respecto a esta misma pregunta, pero relacionada con la paternidad, el 92 % reconoció que es insuficiente.

Otro de los aspectos analizados fue la percepción de las familias colombianas sobre las condiciones laborales, ante esto el 44 % de los encuestados calificó como bueno el acceso al trabajo formal que tienen los miembros de la familia; el 71 % evaluó como aceptable la posibilidad que tienen de armonizar los tiempos de su trabajo con los tiempos de familia; pero el 82 % rajó a las organizaciones y empleadores a quienes señalaron como empresas que no son familiarmente responsables.

Al preguntar las percepciones por el acceso a servicios públicos, el 72 % de los entrevistados reconoció que cuenta con un buen servicio de educación, el 57 % consideró que tiene un aceptable servicio de salud; respecto a seguridad ciudadana, el 74 % dijo sentirse aún inseguro, aunque valora los esfuerzos de las autoridades; y un 60% señaló que los medios de transporte son ineficientes e insuficientes para la cantidad de gente que los utiliza.

Al preguntarles por la protección de la intimidad familiar en el uso que hace con los dispositivos móviles, el 38 % lo evaluó como bueno y el 32 % como aceptable.

Finalmente, se les indagó sobre el manejo y resolución de conflictos familiares, y el 54% lo calificaron como bueno.