Hugo Ospina, el líder de los taxistas, ha desatado diversas polémicas por sus actuaciones. Ha convocado a paros y ha promovido una “cacería” a los vehículos que trabajan con plataformas como Uber y Cabify.

De igual forma, Ospina quiere que las leyes en Colombia se respeten e invita a las autoridades a  cumplir la ley y no permitan el avance de las nuevas plataformas que prestan servicio de transporte.

“Jamás voy a ser un promotor de violencia en el país. Jamás y no lo voy a permitir. Lo que si le estamos diciendo a nuestros compañeros es que no se quede allá en la casa como un zángano y los demás peliando por él”, recalcó Ospina sobre la posición que deben tener los taxistas y reclamó unión en el gremio para exigir sus derechos.

Ante la denuncia de ciudadanos y conductores que manejan estas plataformas sobre ataques de los taxistas y uso de la violencia para inmovilizarlos, Ospina recalcó que  “rechazamos cualquier acto vandálico. Que le vayan a pegar. Que le vayan a romper el carro al señor. Jamás. Nosotros nunca vamos a ser promotores de violencia y ese es un llamado a todos los compañeros taxistas en todo el territorio nacional”, señaló.

“El Para donde va nos hizo un daño muy grave. Negociar las carreras por ejemplo, desde la calle 85 a la hora de la madrugada. Es increíble. Incluso, a mí y a mi esposa nos pasó. Tomamos un taxi a las 3 de la mañana y el tipo me dijo le vale 30 mil”, añadió Ospina sobre el servicio que prestan algunos malos taxistas en Bogotá.

La modernización de la flota ha sido otro problema. Los vehículos conocido como “zapaticos” es el carro común en Colombia. Sin embargo, Ospina afirma que las ensambladoras no traen más vehículos y es necesario quitar los aranceles para poder acceder a otro tipo de vehículos.

“Hoy los taxistas no tienen pasajeros por culpa de Uber y Cabify porque se le llevan todos los servicios, porque Uber cobra la mitad de lo que cobra un taxi. En hora valle el Uber y el Cabify, cobran la mitad de lo que cobra un taxi normalmente”, señala Ospina.