Conservar los ecosistemas de páramo, así como impulsar y consolidar alternativas de desarrollo sostenible para campesinos e indígenas es un trabajo que se construye de la mano con las comunidades, por ello en el marco de la “Semana por las montañas”, más de 250 habitantes de los páramos del país se reunieron para proponer alternativas de manejo de estos ecosistemas estratégicos.

“Desde el gobierno tenemos la visión de que la protección de nuestros recursos naturales debe ser una prioridad, entendiendo que la conservación es además un hecho cultural. Por esto, el gobierno tiene diferentes iniciativas, programas y proyectos orientados a la conservación de los páramos que sólo prosperan en la medida en que garantizamos la participación activa de las comunidades”, sostuvo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia, durante su reunión con las comunidades.

Durante la jornada de trabajo, se identificaron metas y acciones alrededor de temas como sistemas productivos, alternativas económicas dentro y fuera de páramo, ordenamiento territorial y educación ambiental, cultural y ancestral.

Ante los líderes regionales y actores estratégicos reunidos en las mesas, el Ministro Murillo aseguró que desde el Gobierno Nacional se comparte la visión de conservación de los páramos y desde allí se han orientado diferentes programas e iniciativas para su protección y conservación.

Por su parte las comunidades asistentes entre las que se encuentran, campesinos, indígenas, la comunidad afrodescendiente de Cocomopoca y los resguardos Ingara Cope y Triunfo Cristal Páez entre otros, sugirieron crear “bases sólidas para consolidar social, legal, ambiental y financieramente la conservación sostenible de los servicios ecosistémicos de los páramos del país, en especial el de provisión de agua para más del 70% de la población del país”.

El Gobierno Nacional reconoce las dificultades a las que se enfrentan las comunidades a la hora de plantear alternativas de desarrollo sostenible en estos ecosistemas, que por años han tenido una vocación agrícola y frente a la solicitud de las comunidades de tener mayor participación en los procesos de delimitación de páramos.

Por tal razón, el Ministerio de Ambiente reiteró la necesidad de “hacer un cambio en la economía rural y señaló que se está cumpliendo con el mandato de la Corte de Constitucional y valido que se den diálogos donde se llegue a consensos en los que la conservación también se vea y consolide como una alternativa de generación de recursos”, puntualizó Murillo Urrutia.