La Justicia Especial para la Paz es el modelo de justicia más controversial desde que el Gobierno firmó el acuerdo de paz con las Farc. Sin embargo, hay quienes consideran que es el mecanismo de justicia, verdad y reparación más importante y reconocido en el mundo por la Corte Penal Internacional.

Para el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, va a ser la primera instancia independiente que va a poder juzgar sancionar y al mismo tiempo hacer realidad el derecho a la verdad y la justicia para millones de víctimas en Colombia.

Así mismo, Alirio Uribe Muñoz, representante a la Cámara por Bogotá, asegura que es posible que por primera vez en Colombia se tenga un tribunal independiente imparcial no politizado, ni corrupto.

Roy Barreras, senador del Partido de la U y presidente de la Comisión de Paz indica: “algunos quisieran llevarlos a la cárcel con razón, con rabia, con dolor y eso nos costó muertos. Ya firmamos la paz, hay que cumplir ahora el acuerdo”.

Necesaria es para expertos la JEP, pues para ellos sería un error optar por la justicia ordinaria que está corroída por la corrupción y ha demostrado una taza de impunidad alta, más del 98 % de los crímenes de lesa humanidad en Colombia han sido dejados en la impunidad durante décadas.

Históricamente, más de 8 millones de víctimas no han sido reparadas por la justicia ordinaria, el propósito de la JEP es que las personas afectadas por el conflicto puedan tener acceso a la justicia y sobre todo a la verdad, que se ha considerado en los acuerdos necesaria para la reconciliación.