Le dejamos estos consejos para que evite tener molestas enfermedades en los oídos. Recuerde siempre consultar al médico.

1. Realizar limpieza periódica del oído externo: No hacer uso de aplicadores, ni introducir lápices, llaves o dedos sucios.

2. Hacer uso moderado de audífonos, en tiempo máximo de una hora al día y volumen regulado.

Según la Secretaría de Salud, el uso excesivo de auriculares genera daño de las células ciliadas del oído, debido a la presión sonora que ejerce el nivel de volumen, ocasionando la pérdida auditiva.

3. Nunca se automedique. El lavado de oídos debe realizarse únicamente en casos de prescripción médica. Si presenta dolor, infección o comezón en el oído consulte al médico.

4. Utilizar protección en los oídos al usar herramientas ruidosas como taladros, soldadoras y pulidoras. En caso de trabajar con ruido, siempre use protección auditiva.

5. Evitar nadar en aguas contaminadas. En piscinas se recomienda usar tapones especiales para nadar.

6. Realizar el examen auditivo a los niños en los primeros años de vida o cuando inicien la temporada escolar. En los adultos que trabajan con ruido o han estado expuestos a condiciones de riesgo auditivo, se recomienda la audiometría periódica ocupacional.

7. Identificar las fuentes de ruido y dar cumplimiento del nivel máximo de emisión de ruido permitido según el lugar.

8. Implementar procesos en el trabajo que reduzcan la exposición a la contaminación acústica como el uso de equipos que generen el menor ruido posible.