Bibliotecas Pública Móviles no son únicamente para las Farc, sino para toda la comunidad: Sergio Jaramillo

El Gobierno, a través del Ministerio de Cultura, pone en funcionamiento a partir de este lunes 19 de las 20 Bibliotecas Públicas Móviles que el Ministerio está implementando en Zonas Veredales y Puntos Transitorios de Normalización, en el marco de los acuerdos de paz.

Con una inversión de 2 millones de dólares, el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, en coordinación con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, extenderán el alcance de los servicios bibliotecarios a 19 zonas rurales de departamentos como Antioquia, Caquetá, Cauca, Cesar, Guaviare, Meta, Nariño, Putumayo, Tolima, Chocó, Córdoba, La Guajira y Arauca.

“Las Bibliotecas Públicas Móviles para la Paz son un gran aporte a la implementación de los Acuerdos con las Farc y a la consolidación de la paz, ya que en estos espacios los excombatientes y las comunidades de las zonas veredales tendrán las posibilidades de leer, de acceder al mundo digital y de tener un punto para el encuentro y el diálogo. Es a través de la cultura que podemos restablecer el tejido social”, sostuvo la Ministra de Cultura, Mariana Garcés.

La ubicación de las Bibliotecas Públicas Móviles cerca de las Zonas Veredales y Puntos Transitorios de Normalización fue coordinada con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y las autoridades locales de cada municipio, con quienes se determinó el espacio más adecuado para la puesta en funcionamiento de cada biblioteca y sus diferentes servicios.

“Con la puesta en marcha de las Bibliotecas Públicas Móviles queremos demostrar el aporte fundamental que representa la cultura en el proceso de paz. Esta es una oportunidad única para generar espacios de interacción, encuentro, reconciliación y fortalecimiento de la cohesión social”, afirmó Consuelo Gaitán, Directora de la Biblioteca Nacional de Colombia.

En instituciones educativas, casetas comunales y otros espacios de las administraciones locales empezarán a operar las Bibliotecas, en áreas de máximo 100 metros cuadrados, que podrán atender hasta a 50 personas simultáneamente y que ofrecerán todos los servicios de una biblioteca pública en los módulos de lectura, informática, audiovisuales y administración.

Al frente de cada una de las Bibliotecas Públicas Móviles se encuentran 20 líderes de la gestión bibliotecaria nacional, quienes han decidido aportar todo su talento, experiencias y conocimientos para llevar servicios asociados a la cultura a las comunidades de zonas apartadas de nuestro país y a los excombatientes de las Farc.

Este grupo élite de Bibliotecarios para la Paz, procedente de diferentes regiones del país, recibió el pasado mes de febrero una capacitación en Bogotá, por parte del Ministerio de Cultura y de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.