El papel higiénico es un producto esencial en el consumo humano, por lo que el desperdicio de los tubos que vienen en la parte interior es constante.

En este proyecto les daremos un uso muy práctico, realizando un pequeño álbum que se puede llevar a dondequiera que vayamos para recordar a nuestros seres queridos.

El álbum tendrá compartimientos hechos con tubos de papel y dos tapas de cartón forradas con papel de colores, siendo una idea fácil y práctica.

Lea también: ASÍ SE HACEN LOS BOMBILLOS DECORATIVOS

Paso a paso:

  1. Pintar los tubos de cartón, en este caso usamos pintura azul, pero ustedes pueden pintar del color que gusten.
  2. Cortar dos rectángulos de cartón paja de 13 x 10cm
  3. Cortar un rectángulo de cartulina negra de 36 x 9 cm
  4. Dividir el rectángulo de cartulina en 3 partes de 12cm.
  5. Las partes de cartulina de los extremos las dejamos intactas. La del medio se debe dividir en 12 partes de 1 cm, las cuales vamos a doblar en zigzag, haciendo una especie de acordeón.
  6. Pegar los rectángulos de cartón a una cartulina, haciendo la forma de la portada de un libro en sentido horizontal. La cartulina decorativa debe ser 1 cm más larga a los extremos y en el medio debe hacer una distancia de 2 cm entre los cartones.
  7. Pegar la cartulina negra al cartón.
  8. Tomar los rollos de cartón, aplastarlos y pegarlos en cada uno de los pliegues que se forman en el acordeón.

Y ya tenemos un álbum en el que podremos guardar las fotos de todos nuestros seres queridos. Seguramente eso nos alegrará el día siempre que lo llevemos con nosotros.