Por el afán que a veces tenemos no nos percatamos de las imprudencias que podemos cometer en el sistema. Desde como ingresar, hacer una fila o sentarnos en lugares no adecuados en la mitad de un articulado. Al parecer los ciudadanos se olvidan de la cultura ciudadana en TransMilenio.

Cada día en el sistema de Transmilenio se mueven más de dos millones y medio de usuarios, y muchos de los accidentes ocurren a causa de las imprudencias por parte de algunos ciudadanos.