Dormir bien en la infancia es crucial para lograr un correcto desarrollo académico y de las habilidades cognitivas. Varios estudios indican que un niño que no duerme bien desarrolla dolores de cabeza, obesidad infantil, inseguiridad, timidez y otros comportamientos negativos que serán difíciles de erradicar en edades más avanzadas.

Las consecuencias de la falta de sueño en los niños, son muy distintas a las de los adultos, pues en lugar de estar somnolientos y cansados, los niños se activan para no dormirse volviéndose más inquietos e irritables.

Según la Organización Mundial de la Salud, los niños de menos de un año deben dormir entre 12 y 17 horas al día, dependiendo de los meses de edad, mientras que los menores de uno y dos años deben descansar entre 11 y 14 horas y los niños de 3 a 5 años unas 10 a 13 horas.

Carlos bolaños, neuropediatra especialista en medicina del sueño, así como Camila Vélez y Bechira Moussa, mamás y consultoras certificadas en sueño infantil, hablaron En Directo sobre este tema y resolvieron las dudas de los televidentes.

Vea aquí el programa completo: