Las elecciones en este 2018 tienen una particularidad histórica, la participación política de los desmovilizados de los que fue la guerrilla más antigua del continente, las Farc, aquí todo lo que necesita entender sobre esta incorporación.

Al declarar la exequibilidad dela Reforma Constitucional que le dio vida al sistema integral de verdad justicia reparación y no repetición, la Corte Constitucional dio vía libre a la participación política de los desmovilizados de las Farc que se comprometan a acogerse a la Justicia Especial para la Paz.

Según Felipe García, magistrado del Consejo Nacional Electoral, el acto legislativo uno del 2017 de la JEP estableció que las condenas que podían existir con respecto a los candidatos del partido de las Farc quedan suspendidas y sujetas a que se presenten a este modelo de justicia.

En esos casos particulares lo que la Procuraduría ha hecho es certificarle al CNE que estos candidatos inscritos suscribieron un compromiso de presentarse ante la JEP ye n consecuencia el efecto es que las condenas quedan suspendidas.

La JEP es llamada la columna vertebral de la implementación del acuerdo, al reglamentarla el Congreso determino que los excombatientes podrán ser elegidos la congreso, posesionarse y mantenerse en sus curules cumpliendo algunas condiciones.

Para Camilo Vargas, coordinador político electoral de la Misión de Observación Electoral, “como parte de un proceso de paz con una guerrilla tan grande como era las Farc se entiende que es necesaria la participación política de quienes antes estaban alzados en armas”, dijo.

Como uno de los compromisos establecidos en los acuerdos de paz firmados en La Habana, el Estado colombiano otorgó personería jurídica al partido que surgió después de la desmovilización de la guerrilla por lo que puede participar en las elecciones presidenciales y parlamentarias, en las que se les garantizó cinco curules en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes.