El martes no se pudo aprobar el proyecto que pasaba por su segundo debate, porque varios congresistas aplicaron la estrategia de dejar plantado el proyecto. Es decir, se salieron en plena votación de la iniciativa y por falta de quórum no se pudo aprobar.

Algunos de los temas que quedaron resueltos hasta ahora son: los magistrados deberán acreditar 25 años de experiencia, no habrá periodos de 12 años para los magistrados de las cortes sino que será de ocho, habrá nuevos impedimentos para presentar tutelas y acabar así con la tutelatón y la eliminación de facultades electorales de las cortes.

Pero uno de los puntos que más le interesaba al Gobierno que era el de eliminar el Consejo Superior de la Judicatura, no prosperó.

Poco a poco, varios congresistas, empezando por los del Partido Liberal, se fueron yendo de la sesión, y finalmente a Ernesto Macías le tocó aplazar el debate.

Hay rumores de que hubo un lobby muy fuerte por parte de los magistrados para hundir la reforma y que ayer en horas de la mañana los magistrados se habían dado una recorrido por el Congreso para ejercer algo de presión.

Por: Laura Anzola.