En Bogotá cada vez hay más  personas que usan la bici, pero usted, ¿estaría dispuesto a seguir el ejemplo de una mujer que todos los días deja el carro y pedalea para llegar a su lugar de trabajo?

Hace dos años Karina Vélez cambió el carro por la bici para llegar a su lugar de trabajo.

"Estaba un poco cansada del tiempo que gastaba en un vehículo. Siempre veía que las bicicletas pasaban a mi lado. Uno piensa en la lluvia y todo, pero siempre pensé en el tiempo y dije bueno voy a intentarlo", manifestó Karina a Capital Noticias.

En un trayecto que en carro demoraba 40 minutos ahora solo tarda 15 en llegar a su trabajo. Y aunque comenzar con esa nueva rutina le costó, es feliz de haber cambiado su medio de transporte.

"Sudaba mucho y el cuerpo se va adaptando y entiendes los beneficios. No me enfermo casi, disfrutas mucho la ciudad, conoces gente y llegas muy tranquilo siempre a casa", aseguró.

Karina entiende que ser ciclista implica mucha responsabilidad y cultura ciudadana. Sus elementos de seguridad nunca deben faltar, pues tiene siempre listo su casco, guantes y luces para su viaje.

Actualmente son 800 trabajadores de su empresa que decidieron ser parte del cambio y aportar al medioambiente.

Por: Alejandra Parrado.