Uno de los desechos más comunes en nuestros hogares son las tapas de las bebidas embotelladas. Por eso, hemos decidido diseñar un proyecto que ayude a reutilizar estas tapas, y así ayudar al medio ambiente.

En esta ocasión, vamos a enseñarles una técnica para diseñar un canasto muy amigable con el medio ambiente; únicamente debemos proponernos tener una muy buena colección de tapas de plástico, ya que es nuestra materia prima.

Lea también: ESTE ÁLBUM GUARDARÁ SUS MEJORES FOTOS

Paso a paso:

  1. Cortar la parte inferior de una botella grande, aproximadamente a 10 cm desde la base.
  2. En una superficie plana, ubicar las tapas. Tomar una tapa más grande que el resto y alrededor pegar 7 tapas de gaseosa.
  3. Alrededor de esas 7 tapas hacer otro aro de 13 tapas, pegando todo con silicona caliente.
  4. Una vez estén todas pegadas, ubicar la base de botella en el centro de la estructura y pegar las demás tapas en sentido vertical entre cada una de las tapas que conforma el aro de 13.
  5. Seguir pegando tapas hacia arriba hasta formar un recipiente. Luego retirar la base de la botella.
  6. Quitar los sobrantes de silicona y pintar del color preferido.

Ahora podemos ubicar lo que queramos guardar. Este recipiente podemos usarlo para muchas otras cosas, ustedes sólo deben asignarle la función que más se ajuste a sus necesidades.