En Colombia la vida de muchos testigos ha sido cegada tras dar sus declaraciones, muchos son desmentidos y pasan años para que la justicia colombiana confirme si las acusaciones son verdaderas o falsas, lo que lleva a la pregunta: ¿existe en Colombia un cartel de falsos testigos?

En Opina Bogotá los invitados Iván Cancino y Francisco Bernate, abogados, ponen sobre la mesa sus opiniones acerca de este tema que golpea la seguridad de los colombianos y la situaciçón actual que rodea el tema de los testigos en Colombia.

En días pasados Enrique Areiza fue asesinado tras testificar en contra del senador Iván Duque, y del senador Álvaro Uribe, en el caso de la fabricación de testigos falsos en relación con paramilitarismo en Antioquia.

Francisco Bernate aseguró que: “en el caso de  Areiza hay más duda que certezas, además de demostrar que en Colombia las personas que necesitan protección, no la tienen”, además manifestó que no se puede condenar a alguien por este tipo de hechos, que a lo mejor ocurrieron por otra cosa.

Así mismo, Cancino afirmó que: “se debe verificar que la muerte de este señor tenga que ver con sus testimonios y no con su actividad delictiva”, y cuestiona la forma en que en Colombia se puede condenar a una persona con solo un testimonio.

“Desde el año 2005 la justicia colombiana empezó a condenar personas utilizando bases testimoniales. Eso generó extorsión y mentira”, afirmó Bernate quien asegura que si existe un cartel de los falsos testigos es un problema que obedece a la precariedad del sistema investigativo colombiano.

El abogado Cancino, explica que en Colombia hay personas que se dedican en la cárcel a estudiar los hechos para dar falso testimonio de cosas que jamás ha presenciado “muchas veces a una persona se le da tanto poder, que cuando se dan cuenta que miente, da miedo creerle porque se caen los procesos”.

Ambos invitados están de acuerdo en afirmar que solo en un sistema que colapsó ocurren este tipo de cosas “la Fiscalía no tiene herramientas para investigar a falsos testigos”, manifestó Cancino.

¿Ser testigo es un negocio?

Los invitados a Opina Bogotá, aseguran que en muchos casos los testigos no lo hacen por dinero, sino por odios, amores o envidias y esto se vuelve mucho más peligroso. Bernate explicó que: “los falsos testigos no solo se da en el sector judicial, también en el familiar, administrativo, el patrimonial”.

Cancino explicó que: “si el cáncer de los falsos testigos empieza con los mismos que administran justicia, ¿qué podemos esperar de algunos ciudadanos del común?”. Y comentaron que los falsos testigos, se encuentran en ocasiones  en los juzgados ofreciendo sus servicios.

La ley del menor esfuerzo

La posibilidad de que un testigo sea suficiente para judicializar a alguien en Colombia, permitió que este cartel tuviera cabida, pero otro aspecto es la falta de investigación en la Fiscalía, según manifestó Bernate existe “la ley del menor esfuerzo en materia investigativa”.

“Hay fiscales con 450 carpetas en su oficina y ni un solo investigador. El atraso del sistema es enorme”, afirmó Cancino a lo que Bernate respondió que “la valoración, la rigurosidad, en cambio son muy escasos y que en Colombia cualquier persona puede ser testigo”.

La justicia debe ser más rigurosa, aseguraron los invitados. Bernate afirma que hay métodos científicos para averiguar si una persona está mintiendo y Cancino respaldó esta afirmación diciendo que: “en Colombia el polígrafo no es válido como prueba judicial”.

Concluyendo que es necesario modificar, revisar y reestructurar la ley en Colombia para que dejen de presentarse este tipo de casos de falsos testigos.