Cada día son más los venezolanos que llegan al país buscando mejores oportunidades, en Bogotá hay hombres y mujeres provenientes de Venezuela realizando todo tipo de oficios y por este motivo en Opina Bogotá Francisco Barbosa, alto consejero presidencial de DDHH y asuntos internacionales explica qué hacer con la migración venezolana.

“La política pública no tiene que ser mirada como “temas estancos”. Debe poderse articular. La situación de 2017 a 2018 entre Colombia y Venezuela, en términos de migración, ha cambiado de forma masiva. Se estima que hay más de un millón de venezolanos en nuestro país”, aseguró Barbosa.

El funcionario explicó que este Gobierno está buscando una articulación muy fuerte para que los recursos destinados a la atención de venezolanos no se dispersen y que el país dará la mano a la población venezolana, como lo ha hecho siempre.

Así mismo, manifestó que: “El Gobierno de Duque está empeñado en refinar los mecanismos para atender a venezolanos en Colombia. Nuestro canciller llevará seguramente ante la OEA una propuesta para articular la respuesta internacional a lo que ocurre en Venezuela”.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

También el alto consejero dijo que la devaluación del Bolívar es uno de los últimos estertores de lo que está sucediendo en Venezuela, motivo por el cual es necesario articular una política continental para este asunto.

“Iván Duque ha reiterado que uno no puede tener un interlocutor que no es democrático. Hay que distinguir a Maduro del pueblo venezolano”, resaltó Francisco Barbosa.

 

Protección a líderes sociales

“El tema de líderes sociales claramente también está encuadrado en la Alto Consejería Presidencial de DDHH, más que nunca con un presidente que se está moviendo por los territorios”, dijo Barbosa.

El funcionario afirmó que el abandono del Estado en algunos lugares ha generado que líderes sociales sean cercados por narcos, bandas criminales y delincuentes. Así mismo, explicó que la respuesta al tema de líderes sociales asesinados debe ser conjunta por parte del Estado. El Gobierno ya está pensando en acciones.

“Los territorios deben ser el eje central en nuestra política pública. Nos metimos en una bicicleta estática al hablar de territorios. Los Derechos Humanos también se relacionan con el derecho de las personas a tener un Estado, con servicios, atención y demás”, dijo el alto consejero.

Los derechos humanos y la JEP

“Tenemos que distinguir la discusión en torno al acuerdo de paz, donde hay discrepancias, y la realidad de la implementación en los territorios, que tiene que funcionar bien”, aseguró Barbosa y explicó que la mano del Estado es la mano de los Derechos Humanos.

En cuanto a la JEF afirmó que: “uno no puede utilizar la JEP para lavarle la hoja de vida a alguien que cometió delitos sexuales” y manifestó que hay beneficiarios hoy en la JEP, pero no se ha contado la verdad ni se ha reparado a las víctimas materialmente. Eso tiene que solucionarse de alguna manera.